lunes, 31 de octubre de 2011

Las palabras también sirven para engañar


Cuantas más palabras uno tiene, más matices puede expresar al comunicarse. Lo malo es que las palabras sirven para todo. Principalmente para engañar y vender mentiras como si fueran algo verdadero.

José Saramago

Las palabras también sirven para engañar
Publicado en Redacción I , Escuela de Comunicación Social, Universidad de Rosario
Publicar un comentario