domingo, 11 de marzo de 2012

La mirada oblicua


La mirada oblicua es la que está atravesada por el error, la duda y la sospecha, es la que pone en cuestión lo que se mira o la que hace pensar en la posibilidad de otra respuesta a lo establecido, pensar que no hay verdades definitivas.

José Saramago
Publicar un comentario